'Un bosque interesante', Adolfo Schlosser, Alfonso Albacete, Carlos Alcolea, Carlos Franco, Chema Cobo, Eva Lootz, Luís Gordillo, Ignacio Gómez de Liaño, Javier Utray, José Guerrero, Juan Navarro Baldeweg, Manolo Quejido, Miguel Ángel Campano, Mitsuo Miura, Nacho Criado, Guillermo Pérez Villalta, Santiago Serrano, Isidoro Valcárcel Medina

Artistas: Adolfo Schlosser, Alfonso Albacete, Carlos Alcolea, Carlos Franco, Chema Cobo, Eva Lootz, Luís Gordillo, Ignacio Gómez de Liaño, Javier Utray, José Guerrero, Juan Navarro Baldeweg, Manolo Quejido, Miguel Ángel Campano, Mitsuo Miura, Nacho Criado, Guillermo Pérez Villalta, Santiago Serrano, Isidoro Valcárcel Medina

Fechas: 02 de Abril de 2022 a 28 de Mayo de 2022

Ver PDF Exposición 3D

UN BOSQUE INTERESANTE

 

 

Artistas: Adolfo Schlosser, Alfonso Albacete, Carlos Alcolea, Carlos Franco, Chema Cobo, Eva Lootz, Luís Gordillo, Ignacio Gómez de Liaño, Javier Utray, José Guerrero, Juan Navarro Baldeweg, Manolo Quejido, Miguel Ángel Campano, Mitsuo Miura, Nacho Criado, Guillermo Pérez Villalta, Santiago Serrano, Isidoro Valcárcel Medina

 

La exposición Un bosque interesante, comisariada por Mariano Navarro, establece puntos de conexión entre la dedicación profesional a la crítica de arte y el comisariado y el momento germinal en el que el futuro crítico y comisario tomó contacto con el arte contemporáneo y cobró consciencia de su importancia conceptual y de la trascendencia que las obras de los artistas que irrumpían en la escena artística madrileña suponían para la práctica del arte.

En su caso, el fenómeno se produjo al inicio de los años setenta del siglo pasado y por mediación del conocimiento primero de su obra y muy poco después con el trato personal con varios de los artistas activos en la precaria escena madrileña de aquel tiempo.

Un bosque interesante es una exposición de gabinete que en modo alguno pretende escribir lo que fue el panorama artístico español de aquella década, sino que, de modo mucho más modesto, reconoce la deuda que el comisario tiene con un grupo determinado de artistas activos en Madrid y gracias a los cuáles “descubrió” el valor del arte de su tiempo y las implicaciones que ello conllevaba en el vivir diario.

Es importante señalar que las obras expuestas –en su inmensa mayoría procedentes del fondo de los propios artistas y fielmente conservadas desde entonces– no lo son al albur de azar ninguno, sino, que por el contrario son originales o bocetos o piezas estrechamente relacionadas con aquellas, de mayor formato, que resultaron definitorias de un momento y de unos modos de hacer que transformaron en profundidad el panorama artístico madrileño y español.

Igualmente relevante es la datación de las mismas, mayoritariamente fechadas en los primeros años setenta –anteriores pues a la muerte del dictador y absolutamente independientes de los cambios políticos– y hasta aproximadamente el año 1978, cuando los españoles votaron la Constitución aún hoy vigente. Resulta relevante porque la reunión de las distintas obras reafirma el convencimiento del comisario de que la década en la que se formuló un nuevo paradigma estético y se sentaron las bases de lo que ha sido la contemporaneidad en España se produjo en aquellos primeros años setenta y no en la década de los ochenta, en la que la historiografía dominante ha querido ver una novedad que fue solo sociológica, no artística.

En Un bosque interesante, porque algo había de frondoso y selvático en el mundo singular que iban creando estos artistas y sus propuestas artísticas y vivenciales, participarán José Guerrero, Luis Gordillo, Alfredo Alcaín, Juan Navarro Baldeweg, Nacho Criado, Ignacio Gómez de Liaño, Santiago Serrano, Manolo Quejido, Rafael Pérez Minguez, Carlos Alcolea, Guillermo Pérez Villalta, Carlos Franco, Javier Utray, Eva Lootz, Adolfo Schlosser, Mitsuo Miura, Luis M. Muro, Chema Cobo, Alfonso Albacete, Miguel Ángel Campano, Isidoro Valcárcel Medina, Alfredo Alcaín, Juan Manuel Bonet, Luis Muro y Rafael Pérez Mínguez.

Es conveniente apuntar que todos ellos, con la triste excepción de José Guerrero, Nacho Criado, Carlos Alcolea, Javier Utray, Adolfo Schlosser, Miguel Ángel Campano y Rafael Pérez Mínguez, fallecidos, siguen actualmente en activo, autores de obras tan potentes como lo fueron aquellas de sus primeros años y que aún mantienen su importancia en el arte contemporáneo.